2015 Vestigios de niña_pájaro
Vestigios de niña pájaro

Hubo un tiempo en que formaban una bandada. Era esa época en que la inocencia infantil permite que los sueños cobren vida y todo esté por descubrir. Revoloteaban juntas por los campos a la búsqueda de hadas, duendes y aventuras, sin importarles aún el mañana. Yo las acompañaba, como una especie de mascota muda.
Llegaron los estudios, los trabajos, los novios para transformar sus vidas y encadenar sus anhelos a la realidad. Los años pasaron y dejaron de ser lo que eran para convertirse en distintos tipos de mujer. Todas acabaron abandonando el nido y yo quedé sola y olvidada en un desván.
Los estudios las hicieron más sabias, los trabajos las hicieron independientes, los novios las hicieron madres, aunque nada de eso les hizo del todo felices.
Durante el verano inician el retorno Algunas, que viven enjauladas en la rutina del mismo pueblo, no necesitan desplazarse; otras, que emigraron a la urbe, regresan con el plumaje agrisado camuflado bajo capas de maquillaje y vestidos de diseño.
Charlan de la familia, parlotean sobre el tiempo y se mienten elogiando su buen aspecto; ya no saben compartir aquella esencia que las hizo surcar el cielo en armonía.
Yo, paseada por sus hijas, las observo con mis ojos de vidrio, sentada en mi sillita, incapaz de articular palabra. Tengo ganas de gritarles para que reaccionen y rescaten a la niña encerrada en su interior: aquella que antaño les permitía alzar el vuelo, perseguir sus sueños; sin importarles el mañana.

autor texto:Juliki

2014 Bosquejo
bosquejo.
(De bosque).
1. m. Traza primera y no definitiva de una obra pictórica, y en general de cualquier producción del ingenio.
2. m. Idea vaga de algo.

2013 Historias en-CAJA-das
No todo es lo que parece
ni todo parece lo que es
Los bichines cambian de plumaje cuando no se les ve

2012 Teatro del Corazón: Obra en tres actos y un epílogo
mi corazón enjaulado
a veces vuela
y crecen mariposas en el estómago

Epílogo: a veces, las mariposas no viven eternamente

https://www.mariaverdugoalthofer.com/files/gimgs/th-34_34_vestigios1ninas-pajaro.jpg
https://www.mariaverdugoalthofer.com/files/gimgs/th-34_34_vestigiosninas-pajaro.jpg
https://www.mariaverdugoalthofer.com/files/gimgs/th-34_34_vestigios1.jpg
https://www.mariaverdugoalthofer.com/files/gimgs/th-34_34_bosquejopeque.jpg
https://www.mariaverdugoalthofer.com/files/gimgs/th-34_34_bosquejo4.jpg
https://www.mariaverdugoalthofer.com/files/gimgs/th-34_34_bosquejo3.jpg
https://www.mariaverdugoalthofer.com/files/gimgs/th-34_34_bosquejo2.jpg
https://www.mariaverdugoalthofer.com/files/gimgs/th-34_34_encajadas1.jpg
https://www.mariaverdugoalthofer.com/files/gimgs/th-34_34_encajadas2.jpg
https://www.mariaverdugoalthofer.com/files/gimgs/th-34_34_encajadas3.jpg
https://www.mariaverdugoalthofer.com/files/gimgs/th-34_34_encajadas4.jpg
https://www.mariaverdugoalthofer.com/files/gimgs/th-34_34_encajadas5.jpg
https://www.mariaverdugoalthofer.com/files/gimgs/th-34_34_encajadas6.jpg
https://www.mariaverdugoalthofer.com/files/gimgs/th-34_34_corazon1.jpg
https://www.mariaverdugoalthofer.com/files/gimgs/th-34_34_corazon2.jpg
https://www.mariaverdugoalthofer.com/files/gimgs/th-34_34_corazon3.jpg
https://www.mariaverdugoalthofer.com/files/gimgs/th-34_34_corazon4.jpg